Hoy os damos 20 sencillas ideas para aprender a decorar un piso pequeño. ¿Sabéis cuanto mide la casa más pequeña  del mundo? ¡Menos de 4 metros cuadrados!

Sin llegar a esos extremos, uno de los mayores problemas que nos encontramos al decorar nuestros pisos es el tamaño de los espacios. Ubicar un nuevo sofá, un armario o una alfombra se puede convertir en una auténtico calvario si el espacio disponible no nos acompaña. Así que sin más rodeos, vamos a inspirarnos con unas ideas para decorar nuestros minipisos.

  1. La luz, tu aliada

Aprovecha toda la luz que puedas. Tacha de tu lista las grandes cortinas y los tonos opacos. Deja que la luz llene tu casa y aporte calidez y amplitud. Si tienes un piso pequeño y oscuro, empieza por darle luz.

  1. Espejos y reflejos

Si tu casa no cuenta con mucha luz natural, intenta colocar espejos en puntos estratégicos. Los espejos te serán muy útiles en el día a día y gracias a sus reflejos, conseguirás claridad en las zonas que antes carecían de ella. Además, te aportarán más sensación de amplitud, es la forma más sencilla de aumentar una estancia (aunque solo sea visualmente).

Deco-consejo: coloca tu espejo delante de una ventana para conseguir más luz y amplitud.

  1. Espacios abiertos

Si un espacio es pequeño y añadimos tabiques y puertas lo empequeñecemos aún más. Intenta eliminar todas las paredes que no sean indispensables y apuesta por los espacios abiertos.

  1. Tonos blancos y claros

Utiliza tonos blancos o muy claros para la mayoría de las paredes.

  1. El toque de color

Aunque predominen los tonos blancos, podrás dar más vida a tus habitaciones incluyendo láminas para enmarcar y fotografías en las paredes. Conseguirás ese toque personal y llamativo que tu piso necesita.

  1. Ilumina desde la pared

Juega con apliques o lámparas de pared para iluminar tus habitaciones. Aunque es cierto que las lámparas de pie aportan una decoración singular, en este caso las evitaremos para no restar espacio.

Para decorar un piso pequeño intenta no malgastar el espacio

  1. Puertas correderas

Unas grandes aliadas de la decoración en pisos muy pequeños son las puertas correderas. Además de aprovechar mucho mejor el espacio, pueden llegar a ser un gran elemento decorativo.

  1. Almacenaje práctico

En espacios reducidos el almacenaje debe ser diseñado con mucho cuidado y esmero. Una gran idea es utilizar una cama con canapé y aprovechar elementos decorativos que dispongan de huecos de almacenaje. Baúles, barriles o bancos pueden convertirse en tus aliados.

  1. Estanterías altas

Una de las zonas más desaprovechadas de las casas son las zonas altas de las paredes. Incluyendo unas baldas, podrás almacenar con cajas bonitas multitud de enseres de temporada, libros o cualquier otro objeto decorativo.

  1. Mesas plegables

Si sois pocos en casa podréis utilizar una mesa plegable y ahorrar mucho espacio mientras no la estéis usando. Además, podrás usarla como encimera auxiliar si la ubicas en la cocina.

  1. Mesas extensibles

Si por el contrario en casa sois bastantes o soléis tener visitas, la opción de la mesa extensible os sacará de muchos apuros.

  1. Sofá con almacenaje

Aprovéchate de los sofás que incluyen almacenaje en los reposabrazos o en su interior. Similares a las camas con canapé, podrás obtener mucho espacio de almacenamiento oculto.

  1. Cabecero con almacenaje

Aunque los cabeceros normalmente son lisos, puedes encontrar muchos que incluyen almacenamiento. Aunque aporten pequeños huecos, puedes aprovecharlos para almacenar libros u objetos de pequeño tamaño.

  1. Muebles, los justos

Utilizar un número de muebles reducido te ayudará a evitar una decoración muy sobrecargada y excesiva. Prioriza con los muebles que necesites y desecha los que ocupan espacio frente a los útiles.

  1. Mobiliario plegable

Para espacios ultra reducidos plantéate usar muebles plegables. Este tipo de mobiliario te permite dar doble uso al espacio y aprovechar hasta el último centímetro.

  1. Todo a la pared

Ya os había recomendado colocar las lámparas en la pared, pero en este punto vamos un paso más allá. Colocar el televisor colgado de la pared o utilizar colgadores y baldas para utensilios te ahorrarán multitud de espacio, al no tener que posar las cosas sobre otros muebles.

  1. Aprovecha los rincones

Utiliza los rincones para ubicar un escritorio, una mesa auxiliar o un pequeño ropero. Intenta sacar el máximo partido a las esquinas colocando en ellas pequeños complementos que te ayuden en el día a día.

  1. Alfombras

Utiliza alfombras de tonos claros y dimensiones exactas. Puedes usarlas para diferenciar espacios sin necesitar paredes.

  1. Biombos y separadores

Si las alfombras no son de tu gusto, otra manera de separar espacios son los biombos o separadores. Puedes decorarlos con fotografías o plantas y darás mucha más personalidad a la habitación. Evita biombos grandes y opacos y apuesta por los que dejen pasar la luz y la claridad.

  1. Muebles ligeros

Utilizando muebles ligeros conseguirás ganar espacio visual. Elige las mesas con tableros y patas finas. Haz lo mismo con las sillas y muebles auxiliares.

www.blancogrupo.com