Errar es de humanos, pero si eres diseñador, ya sea de muebles, de objetos o de edificios, que haya un fallo te corresponde a ti, pero también a todas las demás personas que supervisan o, por lo menos, ven cómo se está desarrollando tu creación.

La galería de hoy recoge algunos fallos desternillantes en el diseño de cosas tan variopintas como globos o balcones.

www.blancogrupo.com